En: Sin categoría0

Aunque no se hable tanto de las hipotecas multidivisa como se habló hace unos meses, es importante que si se tiene o se ha tenido una hipoteca de este tipo se proceda a informarse, ya que es posible que se puedan haber cometido irregularidades.

Un buen ejemplo lo podemos ver en la prensa estos días. En las páginas dedicadas a economía de varios periódicos hemos visto como se destaca que Bankinter acaba de perder un juicio por una reclamación que un matrimonio realizó por el tema de una hipoteca multidivisa.

Lo que el juez ha estimado sobre la hipoteca multidivisa

-El juez ha tenido en cuenta que el matrimonio no tenía especiales conocimientos respecto a lo que suponía una economía en yenes. Aquí suele ser fundamental el papel del perito economista y del informe que este elabore.

-Considera que el comercial que se encargó de dar la información no lo hizo de manera correcta. En primer lugar porque declara haber realizado varias simulaciones por escrito, pero sin haber guardado copia tal y como obliga la ley. En segundo lugar, porque no ha presentado ninguna prueba por escrito de que hubiera proporcionado al matrimonio información real de la situación.

El comercial debería de haber informado al matrimonio que el Yen estaba devaluado de manera anormal y que lo más probable era que volviera a su precio real, lo cual sucedió. Del mismo modo, también tendría que haber advertido de que el Euribor estaba anormalmente alto y que lo lógico sería que bajara de forma inminente, cosa que también ocurrió.

-El juez considera que el matrimonio no tenía manera de saber esto, algo que sí conocía el banco por sus análisis. Por tanto, se le ocultó información importante.

-El banco considera que el matrimonio debería de haberse dado cuenta de que había un problema mucho antes del momento en que denunciaron, ya que los recibos de la hipoteca comenzaron a aumentar. No obstante, el juez considera que dado que la hipoteca estaba en yenes es creíble que el matrimonio no se diera cuenta de que, realmente, la deuda que tenían con el banco aumentaba pese a que pagaban más dinero todos los meses.

¿Qué ha ocurrido finalmente?

Tras todo esto, el juez ha obligado al banco a rehacer la hipoteca en euros y al pago de las costas del juicio, por lo que el matrimonio podrá ver como la deuda que tiene con el banco disminuye de manera considerable tras el cumplimiento de la sentencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *