cláusulas bancarias
En: Sin categoría0

Existen cláusulas hipotecarias que figuran en muchos contratos pero que son ilegales y pueden ser declaradas nulas por un juez. Muchas hipotecas firmadas durante el boom inmobiliario, incluso ya durante la crisis, incluyen algunas de esas cláusulas aprovechando que gran parte de las personas que compran un piso confiaban en el personal de los bancos.

¿Cuáles son estas cláusulas? Vamos a hablar sobre las más importantes y sobre la importancia del perito judicial para demostrar la ilegalidad o nulidad de las mismas.

Las cláusulas suelo

Las cláusulas suelo son aquellas que fijan en el contrato de hipoteca a interés variable unos intereses mínimos. No importa cuánto baje el precio del dinero ya que el tipo de interés de la hipoteca no podrá bajar de la cifra pactada.

Este tipo de cláusulas hipotecarias han sido recurridas muchas veces con éxito para el comprador y actualmente se considera nula. Si usted tiene cláusula suelo en su hipoteca y se lo están aplicando o se lo han aplicado en los últimos años, puede reclamar no solo que se anule ese punto del contrato, sino también la devolución de lo que ha pagado a mayores.

Penalizaciones por retraso en el pago de la cuota o excesivos intereses de demora

Algunos contratos fijan una cantidad a pagar en caso de retraso en el pago de la cuota en concepto de comisión por posiciones deudoras vencidas. Esta cantidad suele fijarse alrededor de los 30-40 euros y su cobro es ilegal, por lo que puede reclamarse que sea eliminada del contrato.

Lo mismo sucede con los intereses de demora excesivos. Si usted se retrasa en el pago de una cuota su banco tiene derecho a cobrarle unos intereses, sí, pero estos no pueden ser superiores a tres veces el interés legal del dinero.

En estos dos casos estamos hablando de cláusulas abusivas ilegales, pero existen otras condiciones en los contratos de compra venta que también pueden ser revisadas.

Si usted tiene dudas sobre si su hipoteca puede contener algunas de estas condiciones abusivas puede hacer revisar su contrato por un abogado el cual será el encargado de valorar las actuaciones a llevar a cabo, entre las cuales puede figurar la contratación de los servicios de un perito financiero.

Tasación abusiva de la vivienda

Este es un problema muy grave al que se enfrentan muchas personas que compraron su vivienda durante el boom inmobiliario. El precio de la vivienda se basa en una tasación realizada por un profesional. La empresa que se ocupa de la tasación es habitualmente impuesta por el banco.

Durante la época de la burbuja inmobiliaria se inflaron artificialmente los precios de muchos inmuebles y hay casos en los que se puede demostrar que la tasación de la vivienda ha sido abusiva.

En este caso podríamos estar hablando de una hipoteca nula. Para saber si es así, el primer paso es llevar el contrato de hipoteca y la copia de la tasación de la vivienda a un abogado.

Este se encargará de comprobar aspectos como la diferencia entre la hipoteca concedida al promotor y la concedida al comprador o la comprobación mediante el catastro del valor de los inmuebles testigo que se toman de referencia para realizar una tasación.

Si se aprecia que se puede estar ante una tasación abusiva se puede recurrir a los servicios de un perito judicial experto en tasaciones para que realice una tasación alternativa de la vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *