perito judicial
En: Sin categoría0

Tanto si es la primera vez que alguien va a trabajar como perito judicial como si se está inmerso en un proceso es bueno saber cómo se lleva a cabo este trabajo. Por eso  vamos a explicar paso a paso como se llega a trabajar de perito por requerimiento judicial, los pasos para emitir un informe, la manera más eficiente de redactarlo y cómo se llega finalmente a la sala de juicios.

El primer paso, lógicamente es estar inscrito en las listas para peritos judiciales del correspondiente Colegio Profesional. A raíz de esto, se puede ser requerido por el juzgado para realizar un informe pericial sobre un caso concreto en el que se precisen los conocimientos de esa especialidad.

Una vez requerido, el perito debe personarse en el juzgado para obtener la información que necesita sobre el caso. No tiene que estudiarla en profundidad, tan solo hacerse una idea de en qué va a consistir el trabajo para poder estimar una provisión de fondos.

Esta estimación no se realiza en el momento, generalmente se otorga un plazo para que el perito pueda valorar su actuación. En la provisión de fondos deben de incluirse los gastos que puedan producirse de la emisión de este informe y también los honorarios por el tiempo que se vaya a invertir en el trabajo.

El trabajo comenzará a realizarse una vez que ha sido aprobada dicha provisión y nunca antes, ya que se corre el riesgo de que sea rechazada y se haya trabajado en vano.

El trabajo previo al informe pericial

Antes de tener que acudir al juicio, el perito judicial tendrá que realizar su trabajo y tener listo el informe. Para esto es necesario tener en cuenta algunos factores muy importantes:

-Debe de tratarse a ambas partes por igual. Cualquier comunicación que se realice con una de las partes deberá de ser conocida por la otra. No se deben de aceptar comunicaciones o envíos de información de una parte a no ser que se hayan solicitado y siempre con el conocimiento de la otra parte.

Del mismo modo, una vez que se obtenga el informe, este será puesto a disposición de ambas partes al mismo tiempo y en la misma forma.

-Solo se debe de trabajar en la pericial que ha sido solicitada. Normalmente,  cualquier caso para el que se requiere un informe pericial cuenta con una gran cantidad de información a estudiar que hay que saber valorar sin dejarse influir por ningún interesado.

-No se deben de realizar interpretaciones subjetivas. Cualquier afirmación que se pretenda incluir en el informe debe de ser previamente comprobada y demostrada, apoyándola en bases sólidas y bien fundamentadas.

Teniendo en cuenta estos puntos se procederá a la redacción del informe pericial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *