En: Sin categoría0

Las demandas por las clausulas suelo están siendo ganadas de forma masiva en los juzgados. Tanto es así que algunos bancos ya no esperan a presentarse ante un juez y deciden pagar de manera voluntaria a sus clientes el importe que se ha cobrado indebidamente. Pero, ¿cómo puede saber un cliente que se le está devolviendo la cantidad correcta?

Cuando se acude al banco para reclamar una clausula suelo la respuesta esperada es la negativa y el cliente acude teniendo asumido que lo más probable es que tenga que acudir al juzgado. Por eso, cuando el banco acepta pagar y le ofrece una cantidad que puede ser de varios miles de euros, la tentación de aceptar es muy grande. Se trata de bastante dinero y llega así, casi inesperadamente.

No aceptes un pago sin hablar con un perito economista

Sin embargo, en muchas ocasiones la oferta que hace el banco no es justa, el cálculo que realizan no es exacto y, como sucede siempre en estos casos, se engañan a su favor. Por eso, aceptar el pago de manera automática no es una buena idea porque, en realidad, el cliente estaría perdiendo mucho dinero al cuál tendría derecho. Incluso si el banco ingresa el dinero sin haber aceptado y firmado la oferta, el cliente puede reclamar la diferencia.

El papel del perito economista en estos casos es muy importante. Al contratar a un perito economista, el cliente solo tiene que llevar toda la información sobre su hipoteca y este realizará el cálculo exacto de la cantidad que el banco le debe. Así, el cliente tendrá claro si el banco le está haciendo una buena oferta o no.

En muchas ocasiones, cuando el banco no hace una buena oferta y el cliente presenta el informe del perito economista, el banco acaba pagando todo el dinero sin ir a juicio ya que saben que dicho informe se tendría en cuenta.

Perito economista antes de la reclamación

Otra forma de actuar es contratando al perito economista antes de realizar la reclamación al banco para saber desde un primer momento cuánto dinero pueden exigir que se les devuelva. Esto puede ahorrar muchos pasos y, además, el informe puede utilizarse en el juicio en el caso de que el banco no quiera aceptar el acuerdo por las buenas.

Por tanto, independientemente de que el perito economista sea contratado antes o después de una reclamación, su papel es muy importante para que el cliente siempre esté seguro de que está recuperando todo su dinero y que no vuelve a ser de nuevo víctima de otra mala jugada del banco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *