En: ECONOMIA0

Ya hemos visto cuál es el trabajo de un perito médico y qué puede hacer por sus clientes. Pero vamos a ver ahora cómo se realiza un informe médico pericial y también qué puntos son los que el juez necesita conocer en profundidad para tomar su decisión.

El informe pericial comienza con una ficha del profesional o profesionales que lo realizan. En dicha ficha constará el nombre, su título, su número de colegiado y cualquier otro dato necesario para identificarlo o localizarlo si se hace necesaria su intervención. También figurarán los datos de la persona sobre la que se realiza el informe.

En el informe es fundamental que aparezcan las fuentes en las que se basa el mismo. A continuación, se va a exponer cuál es el objetivo de dicho informe, es decir, lo que se pretende demostrar con el mismo.

El cuerpo del informe lo componen, en este caso, dos partes. La primera se dedica a una exposición de los antecedentes del paciente y de cómo ha llegado a la situación actual en la que se encuentra. La segunda parte, se referirá a las pruebas médicas realizadas y las conclusiones de las mismas.

Por último, el perito médico puede emitir su opinión como experto apoyada siempre en los datos expuestos y debidamente razonada.

El juez y el perito judicial

Hay que tener en cuenta que el juez es experto en leyes, pero no lo es en medicina. Por eso, necesita del asesoramiento de expertos. Puede recurrir al servicio de los peritos forenses, que son los que trabajan en el juzgado. Estos médicos pueden emitir, a petición del juez, sus informes periciales.

Pero cada una de las partes implicadas en el juicio pueden llevar, a su vez, peritos médicos expertos que presenten sus propios informes periciales. El juez se basará en todos estos informes para su sentencia.

Por eso, es muy importante que el informe recoja de forma muy clara cuáles son las lesiones de la persona perjudicada, que se establezca una relación entre dichas lesiones y la causa que se atribuye a las mismas (accidente, caída, negligencia…) y que conceptos habrá que tener en cuenta a la hora de establecer la indemnización del perjudicado.

Además de todo lo aportado anteriormente, es muy importante que el perito médico sea capaz de realizar un informe en el que no haya paja, sino que contenga exclusivamente información relevante, objetiva y, en caso de verter opiniones subjetivas, que estas queden perfectamente argumentadas y apoyadas en pruebas.

Y, por último, tiene que ser capaz de sintetizarlo todo y exponerlo en un lenguaje claro y fácilmente comprensible para personas ajenas al mundo de la medicina. No se puede olvidar que el juez no tiene por qué manejar términos médicos por lo que si es imprescindible usarlas deben de quedar perfectamente explicadas.

Los peritos médicos que forman parte del equipo de Depericias tienen experiencia no solo en la elaboración de informes periciales, sino también en su defensa en juicio. Si necesitas los servicios de un perito médico, no dudes en contactar con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *