En: ECONOMIA0

Aunque el grueso de las reclamaciones por cláusulas suelo se produjo ya, todavía quedan clientes que no han presentado la demanda, bien porque desconocen que su hipoteca tenía cláusula suelo o bien porque no saben que, incluso si ya han acabado de pagar la hipoteca, pueden reclamar.

¿Cómo sé si mi hipoteca tuvo una cláusula suelo en algún momento?

Esto puede saberse fácilmente, solo hay que mirar los papeles del contrato de hipoteca. También está la opción de preguntar al banco, que tiene la obligación de decir la verdad al respecto. Si tu hipoteca tuvo una cláusula suelo en algún momento podrías tener derecho a reclamar lo que se cobró de más mientras estuvo vigente.

Algunos bancos retiraron la cláusula suelo de los contratos pero no informaron a los clientes de esto, por lo que es muy importante revisar las hipotecas para saber si se estuvo pagando de más.

¿Hasta cuándo puedo reclamar si ya finalicé la hipoteca?

El plazo para la caducidad de este tipo de reclamación es de cuatro años. Por tanto, si ya finalizaste tu hipoteca pero esta tenía una cláusula suelo en algún momento, en un principio solo podrías reclamar dentro de este plazo. Pero lo cierto es que si la reclamación se fundamenta en que la cláusula suelo es una condición general de contratación abusiva no existiría un plazo máximo y se podría presentar una reclamación en cualquier momento.

Si ha transcurrido el plazo de cuatro años tras finalizar el pago de la hipoteca consulta con un abogado para que valore cuál puede ser el fundamento de la reclamación y te aconseje al respecto. Podrías estar en disposición de realizar una reclamación de dinero muy importante y no saberlo.

¿Se puede reclamar siempre por la cláusula suelo?

Normalmente sí, ya que la cláusula suelo fue declarada abusiva y en la gran mayoría de los casos se declara nula y se gana la devolución del dinero. No obstante, cada caso debe de ser valorado por un abogado experto en este tipo de reclamaciones.

Si tu abogado considera que puedes realizar la reclamación, es conveniente contar con un informe pericial que, entre otros aspectos, calcule lo que se habría pagado en cada recibo de la hipoteca en caso de no existir la cláusula suelo para conocer la cantidad abonada de más y poder realizar la reclamación basándose en una cifra real y muy concreta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *