En: Sin categoría0

En la primera parte de este artículo hemos intentado explicar de manera muy sencilla y sin entrar en fórmulas financieras qué es un crédito revolving y también el papel del perito economista a la hora de demostrar que este tipo de créditos pueden ser usura ya que no se corresponden con la media de créditos al consumo ni funcionan de la misma manera.

Pero el perito economista tiene también otro papel en este tipo de casos, y es el cálculo de los intereses que se han llegado a pagar.

El problema oculto

El problema oculto en las tarjetas revolving es que se permite al usuario abonar el dinero en cuotas muy pequeñas, pero este no es consciente de la complicada forma en la que se realizan los cálculos para amortizar la deuda. Esto hace que muchos usuarios de tarjetas de crédito acaben con deudas muy grandes que no bajan jamás a pesar de pagar todos los recibos, sin entender muy bien por qué está sucediendo esto.

Si además el usuario de este tipo de tarjetas continúa utilizando el disponible de la misma, el cálculo se complica todavía más. Un cliente de una entidad con una tarjeta revolving con un tope de 2000 euros de los cuales hay 500 disponibles,no debe en realidad 1500, sino que debe toda una serie de intereses en función de como haya dispuesto del dinero, que puede hacer que a la hora de la verdad tenga que devolver mucho más de lo que parece.

Y todo esto sin ser realmente consciente de cuál es su deuda ya que los contratos de estas tarjetas no son claros y sus cálculos son muy complicados para quien no tiene conocimientos de economía o finanzas.

Veamos un ejemplo: Una persona que retira de su tarjeta 1000 euros para hacer una compra y decide devolverlo en plazos de 50 euros en una tarjeta con un 25% de intereses, tardaría 27 meses en pagar su deuda y habría abonado un total de nada menos que 307 euros de intereses. Esto siempre y cuando durante esos 27 meses no dispusiera de más efectivo, lo que haría que los cálculos se complicaran mucho más.

El perito economista

El perito economista se encarga de realizar el informe en el que se realiza el cálculo de la deuda y de los intereses que el cliente ha estado abonando o se le exige abonar hasta el término de la misma. También se encarga de realizar el informe sobre la posible opacidad de los contratos y sus dificultades para ser comprendidos por personas son conocimientos específicos.

Estos informes son utilizados por los abogados en los juicios que se están llevando a cabo contra los bancos y entidades financieras responsables de estas tarjetas y créditos y pueden tener un gran peso para demostrar los intereses del cliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *