En: ECONOMIA0

Las tarjetas de crédito revolving o los préstamos revolving son un tipo de crédito muy utilizado actualmente en España pero que, desde siempre, ha estado acompañado por la polémica. Su funcionamiento es similar a una línea de crédito, el banco o la entidad de crédito conceden una cantidad al usuario y este puede disponer de ese dinero en su totalidad o de forma parcial y devolver el importe en plazos. Las cuotas que el usuario paga mensualmente se corresponden en parte al pago de los intereses y en parte al pago del capital. El capital que es devuelto se vuelve a situar inmediatamente como disponible por lo que puede volver a pedirse o utilizarse para compras.

Hasta aquí todo puede parecer normal pero el problema viene con los altísimos intereses de estas tarjetas, que pueden llegar superar el 22% e incluso el 24% en algunos casos. La persona ve como mes tras mes paga puntualmente todos los recibos pero la deuda prácticamente no baja, sobre todo cuando se ha escogido una cuota mínima para abonar el importe.

Sentencias contradictorias

Esto ha hecho que algunos usuarios comenzaran a plantearse si estos intereses son legales y, aconsejados por sus abogados, denunciaran en los tribunales en el año 2015 por usura. Lo cierto es que, desde aquella fecha, las sentencias favorables han sido ya cientos y por eso cada vez son más los usuarios de este tipo de tarjetas que, viendo como pagan y pagan intereses y no acaban de terminar su deuda, deciden acudir a los tribunales.

Para aplicar el concepto de usura lo que se hace es comparar los intereses de estas tarjetas o préstamos revolving con los intereses medios del mercado de préstamos al consumo. El problema viene cuando se incluye en esta media otros prestamos o tarjetas revolving, lo que hace que se pueda producir una sentencia favorable por usura en el caso de un interés del 27% pero no en un interés del 25% que sería igualmente excesivo.

Por eso, hay casos en los que se han desestimado las demandas y ahora los abogados se centran en pelear por que este tipo de préstamos y tarjetas no se incluyan a la hora de calcular las medias diferenciando entre créditos al consumo y créditos revolving.

Los informes de los peritos economistas son muy importantes a la hora de demostrar cuál es la verdadera media de precios de créditos al consumo en el mercado, defendiendo la diferencia entre unos préstamos y otros, algo que puede ser complicado de entender para quién no tiene conocimientos de economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *