En: ECONOMIA0

El perito informático forense es un experto en informática que puede jugar un papel muy importante en diversos tipos de casos, también en asuntos laborales. Vamos a ver algunos de los ejemplos más habituales de como un perito informático puede ser determinante en casos laborales.

El uso del ordenador para fines personales

Internet ha traído muchas cosas buenas pero también ha suscitado problemas muy complejos. Por ejemplo, un trabajador puede utilizar Internet para realizar su trabajo, por lo que no se le puede impedir el acceso pero, ¿cómo saber que no se está dedicando a realizar tareas personales o a hablar con sus amigos en las redes sociales?

El empresario tiene derecho a controlar a qué páginas accede el trabajador, así como cuánto tiempo está en cada una de ellas. Eso sí, previa información a los trabajadores de que los ordenadores que se están utilizando están sometidos a dicho control.

El perito informático se encargaría en estos casos del tratamiento forense del ordenador de un trabajador que se sospecha que lo usa para fines personales a fin de recabar la información necesaria para probarlo mediante un medio válido ante un juzgado. Para ello, deberá de detectar la información, encargarse de preservarla y custodiarla debidamente para que no pueda ser alterada y presentar el debido informe.

Competencia desleal

Otro caso que se da con relativa frecuencia es el de un trabajador que, tras pactar una dedicación plena con una compensación económica, se dedica a realizar labores de la misma rama productiva y de la misma naturaleza para otra empresa sin el consentimiento del jefe con el que ha pactado la dedicación y causándole con ello algún tipo de perjuicio.

Un perito judicial informático puede jugar un papel importante en este terreno ya que gracias a su trabajo puede demostrar esta competencia desleal investigando, por ejemplo, el envío de correos electrónicos que demuestran la relación laboral y su naturaleza.

También puede actuar el perito judicial en el caso de empleados que hayan podido incurrir en la revelación de secretos o en casos de espionaje industrial. Otro caso que también puede darse es el robo de datos de carácter personal con ánimo lucro al venderlos a terceras personas.

Como se puede ver, son muchos los casos en los cuales un perito informático puede actuar que están directamente relacionados con el mundo laboral y la relación entre empresario y trabajador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *