En: ECONOMIA0

Cada vez son más las personas que acuden a denunciar a las entidades emisoras de las tarjetas revolving que tienen intereses iguales o superiores a los considerados abusivos. Pero también son muchos los que, teniendo estas tarjetas, se preguntan si pueden o no reclamar. Veamos cuáles son las dudas más frecuentes:

¿Qué intereses se consideran usura?

Por normal general, se considera que existe usura si el interés sobrepasa el 20%. No obstante, si el interés es superior al 18% debería de estudiarse el caso por parte de un experto antes de descartar que pueda realizarse una reclamación.

¿Cómo sé si mi tarjeta es revolving?

La gran mayoría de las tarjetas que se usan para consumo con revolving, incluidas las tarjetas de crédito de los bancos. Esto no quiere decir que todas tengan intereses abusivos. Una tarjeta revolving permite que el dinero perteneciente al capital inicial que se devuelve en cada recibo vuelta a estar inmediatamente disponible para gastar. Es decir, si un cliente tiene una tarjeta revolving por 1000 lo normal es que no gaste el total de una sola vez, sino que vaya gastando pequeñas cantidades, en diferentes compras. Si el primer mes gasta una cantidad de dinero, el recibo que le llega estará compuesto por la parte que se corresponde con la devolución del capital y por los intereses. La parte de la devolución del capital se suma en el disponible de la tarjeta nuevamente.

¿Qué necesito para reclamar?

Una copia del contrato de la tarjeta y todos los recibos abonados. Esto lo tiene que proporcionar la entidad propietaria de la tarjeta y no puede negarse. Con esto, un abogado especializado puede decidir si hay o no caso para reclamar.

Una vez que se tiene toda esta información, se presenta una reclamación a la entidad emisora de la tarjeta. Hasta el momento, suelen responder de manera negativa aunque podrían cambiar la táctica tal y como han hecho los bancos con algunos de sus productos abusivos.

En el momento en el que la entidad no responde o responde de forma negativa, se comienza la vía judicial. Si bien no es obligatorio tratar de negociar antes con la entidad es recomendable ya que se podría ahorrar tiempo y dinero.

Los recibos son fundamentales para que el perito economista pueda hacer el cálculo de las cantidades que se pueden reclamar al banco. Conocer esta cantidad es fundamental no solo para el juicio, sino para poder negociar con la entidad conociendo de forma exacta la cantidad a la que se tiene derecho. En Depericias podemos ayudarte ya que contamos con un grupo de peritos economistas expertos en este tipo de temas.

Ya hemos visto muchas de las dudas más frecuentes respecto a las tarjetas revolving y a las reclamaciones que pueden formularse cuando en sus contratos se recogen intereses abusivos, considerados como usura. Sigamos viendo algunas de las deudas más frecuentes.

¿Y si ya no tengo la tarjeta?

No importa si ya has acabado de pagar tu tarjeta o si la has cancelado. Puedes reclamar igualmente siempre y cuando no haya prescrito el caso. Deberás de preguntar a un abogado especializado para saber si todavía estas a tiempo de recuperar tu dinero.

Estamos viendo en la prensa muchos casos de personas que han recuperado el dinero pagado tras haber acabado de abonar la deuda e incluso sin ser ya clientes de la entidad emisora de la tarjeta.

¿Qué sucede si gano la demanda?

Lo primero que sucederá si se gana la demanda y se considera que el interés de la tarjeta es abusivo, es que el contrato será declarado nulo. A partir de ahí, la sentencia puede variar en función de cada caso, de los cambios que pueda haber habido en los intereses etc. Lo normal es que el banco tenga que abonar las comisiones, intereses y gastos que la tarjeta haya generado, con un interés anula del 3%.

Evidentemente, en los casos en los que todavía exista una deuda, el cliente seguirá teniendo la obligación de abonar el capital dispuesto. En la mayoría de los casos en los que se reclama, sobre todo si se trata de deudas de tiempo, los intereses que se devuelven disminuyen significativamente esta deuda o incluso la cubren por completo y sobra dinero.

Microcréditos

Muchos microcréditos, como algunos que se popularizaron en televisión, tienen un funcionamiento prácticamente idéntico al de las tarjetas revolving. El cliente no tiene una tarjeta física, pero puede mover dinero para su cuenta en función de sus necesidades y del crédito disponible.

Los intereses de muchos de estos microcréditos son también abusivos y pueden reclamarse exactamente igual a cómo se haría con una tarjeta de crédito.

En Depericias podemos ayudarte en tu reclamación, nuestro equipo de peritos economistas puede realizar el cálculo de la cantidad que puede exigirse a la entidad en concepto de devolución por intereses, comisiones y gastos a lo largo de los años. Contacta con nosotros y seguramente te sorprenda descubrir cuánto podrías llegar a recuperar de tu tarjeta de crédito de tipo revolving.

Las tarjetas revolving y los microcréditos parecen ser la respuesta a cualquier problema en un momento de dificultades económicas. Estas tarjetas resultan muy tentadoras y cómodas. Se puede disponer de dinero al instante y se devuelve en cuotas muy pequeñas. Pero, ¿dónde está el problema? Pues el problema está en que en muchas de estas tarjetas y microcréditos los intereses han resultado ser absolutamente abusivos.

Se sabe de casos de microcréditos en los que al no poder pagar al momento y acumular deuda, se han llegado a pagar intereses de un 40% y de tarjetas de crédito que, tras pagar cada cuota durante un año, al final del mismo la deuda era mayor que al inicio.

Son productos muy poco transparentes. Normalmente, al cliente se le habla de una cuota mensual que puede partir de una cifra muy baja. Pero como es un dinero que fluctúa, ya que pueden quitar más de la cuenta e incluso se amplía este crédito sin petición expresa del consumidor, no se puede saber cuánto se va a deber en cada momento. Por eso, el banco jamás te va a decir cuántas cuotas tendrás que pagar.

Pero si eliges la cantidad mínima mensual, lo más seguro es que la deuda no baje y solo estés pagando los intereses o incluso parte de los intereses, por lo que el capital adeudado aumentará incluso pagando cada mes.

Cuando los intereses de tu tarjeta o de tu microcrédito pueden ser considerados como usura, puedes reclamar el dinero que se ha cobrado de más.

¿Cómo sé si mi tarjeta cobra intereses considerados usura?

Para saber si puedes reclamar por los intereses de tu tarjeta de crédito o tu microcrédito debes de tomar como referencia el interés medio establecido por el Banco de España, que está en torno al 20%. Esta es la referencia que toma en consideración el Tribunal Supremo y la que, por tanto, van a mirar en cualquier juzgado.

Si tu tarjeta o tu microcrédito superan estos intereses o lo han estado superando hasta ahora, pueden considerarse préstamos con usura y se puede realizar una reclamación. Y, si llevas tiempo pagando tu tarjeta de crédito o tu micropréstamo, podemos estar hablando de cantidades muy elevadas.

Nuestros peritos economistas pueden analizar tu tarjeta o tu micropréstamo y realizar un estudio para calcular cuánto podrías reclamar como devolución para que decidas si te compensa el ir a juicio. En la mayoría de los casos, no solo compensa sino que los clientes se suelen sorprender por todo lo que han pagado de más sin ser conscientes de ello.

El informe pericial, muy importante en todos estos casos

El informe pericial llevado a cabo por peritos economistas con experiencia ha demostrado ser una herramienta clave en todos estos procesos. No solo para demostrar que se hayan podido vender productos de riesgo a personas sin experiencia en el manejo de las finanzas o desconocedoras del mundo de las dividas, como sucedió con las hipotecas multidivisas vendidas a cualquier particular, sino también para realizar el cálculo correcto de las cantidades a devolver.

Y es que no se trata tan solo de conseguir una sentencia favorable, sino de asegurarse también de que el banco paga todo lo que realmente se debe y para eso es fundamental el contar con un informe en el que peritos economistas con experiencia realicen el cálculo. Solo así se está protegido ante posibles “errores” bancarios que, según denuncian muchas asociaciones de consumidores, se están produciendo con bastante frecuencia.

Contacta con Depericias y te daremos información detallada de cómo podemos ayudarte en tu caso.

Sentencias contradictorias

Esto ha hecho que algunos usuarios comenzaran a plantearse si estos intereses son legales y, aconsejados por sus abogados, denunciaran en los tribunales en el año 2015 por usura. Lo cierto es que, desde aquella fecha, las sentencias favorables han sido ya cientos y por eso cada vez son más los usuarios de este tipo de tarjetas que, viendo como pagan y pagan intereses y no acaban de terminar su deuda, deciden acudir a los tribunales.

Para aplicar el concepto de usura lo que se hace es comparar los intereses de estas tarjetas o préstamos revolving con los intereses medios del mercado de préstamos al consumo. El problema viene cuando se incluye en esta media otros prestamos o tarjetas revolving, lo que hace que se pueda producir una sentencia favorable por usura en el caso de un interés del 27% pero no en un interés del 25% que sería igualmente excesivo.

Por eso, hay casos en los que se han desestimado las demandas y ahora los abogados se centran en pelear por que este tipo de préstamos y tarjetas no se incluyan a la hora de calcular las medias diferenciando entre créditos al consumo y créditos revolving.

Los informes de los peritos economistas son muy importantes a la hora de demostrar cuál es la verdadera media de precios de créditos al consumo en el mercado, defendiendo la diferencia entre unos préstamos y otros, algo que puede ser complicado de entender para quién no tiene conocimientos de economía.